Sobre volver a nacer (y otras reflexiones del embarazo)

Tengo depresión posparto. Es un parto muy peculiar. Se trata de uno en el que yo engendro y yo nazco. Nací de mis propias entrañas. Renacer desde los escombros, desde la nada. Me di vida a mi misma, me fecundé y me alimenté lo suficiente para luego aventarme al abismo del mundo. El segundo nacimiento duele más, mamá no está para calmar mi llanto de recién nacida, papá no está para protegerme del ruido del mundo. Estoy yo y mi nueva vida. Estoy yo, la que era antes y la que soy después de nacer. Me bautizo a mí misma, un ritual de bienvenida, olor a incienso y una tina -lo ideal sería el mar-. No como del seno de mi madre, sino del seno de la tierra, del aire que levanta mis pies del piso. Aquí termino con toda necesidad y paso al nivel de la libertad ¡Soy libre, Dios! ¡Soy libre y acabo de nacer!

Processed with VSCO with c1 preset

Anuncios

Un comentario en “Sobre volver a nacer (y otras reflexiones del embarazo)

  1. El verdadero nacimiento, el voluntario, el nacimiento del SER.
    El primero es casi impuesto, el segundo es buscado, perseguido. Y a la vez lo más temido.
    Implica un despertar, después de entrar en un sueño profundo de años desde el nacimiento que nos da la madre al parir.

    El artículo increíble, profundo, claro!!
    Pero lo más importante me deja mucho tiempo pensando, profundizando aún más, es de aquellos textos que lejos de cerrar abren, invitan al diálogo interno, a expandir más interrogantes.
    Gracias por compartir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s