Palabras insuficientes, soledad de lo incomunicable.

La intimidad forzada de una existencia sin puentes. 

Llagas que separan del otro,

isla de dolor náufrago.

 

Ruido seco como susurro nocturno,

siluetas sin rostro.

Ojos que solo ven de reojo

en senderos bulliciosos. 

 

Pájaro cautivo en cuarto oscuro,

lamentos sin eco.

En tierras de cerdos,

las huellas se marcan en el estiércol.

Nardo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s