Negación y autosabotaje

Pienso que el acto de negar un hecho que ha sido probado como cierto puede deberse a dos razones, miedo o testarudez. Cuando se trata de miedo puede ser más entendible pues todos buscamos consciente o inconscientemente mecanismos de defensa para protegernos o creer que nos protegemos de ciertas circunstancias amenazantes o desfavorables y la negación es uno de ellos.

Un testarudo es una persona terca que se mantiene firme en una posición o actitud, con la cual es difícil o imposible dialogar y que no acepta razones o argumentos distintos a los de su opinión, a pesar de tener la evidencia en sus narices.

Parece que el espacio político es un lugar que se presta a la intransigencia y la testarudez por el elemento del poder. Un político ambicioso puede llegar tan lejos como el electorado se lo permita en una democracia. El problema se da cuando un testarudo gana unas elecciones y gobierna a partir de la negación de hechos que son evidentes.

Para ser más claros, pienso que por ejemplo el cambio climático no es algo que pueda refutarse. Sin embargo, existen millares de personas que se posicionan como escépticos en el tema, como si se tratase de algo metafísico. Hay otros que piensan que aún pueden ser indiferentes a esto, como si fuese una elección razonable. Y existen dirigentes políticos que se niegan a ver que tenemos un problema tremendo encima, que poco a poco muestra sus primeras consecuencias y al que se debe hacer frente con mejores decisiones.

Cuando me refiero a mejores decisiones, pienso en cosas muy específicas. Restringir el uso del plástico e incentivar la innovación tecnológica para que la población que habita dentro de cada territorio nacional pueda tener acceso a sustitutos. El uso del petróleo debería reducirse con la meta de erradicarlo. Que exista una regulación en la pesca y el consumo de la fauna y la flora silvestre y se multe a quien agreda el medio ambiente. Que se establezcan límites para que las empresas se comporten de manera sustentable y que se encuentren soluciones a los problemas más apremiantes a través de la ciencia.

Lamentablemente hay gobernantes que por terquedad, testarudez y soberbia deciden negar que estamos en el punto más crítico de la historia respecto a nuestra preservación y prefieren enfocarse en asuntos electorales y de clientelismo. Su criterio no es hacer lo relevante para todos sino lo conveniente para sus intereses partidistas. Considero que esto es un autosabotaje pues apoyar a un dirigente así es casi un suicidio colectivo.

Si no empezamos a trabajar en soluciones para el futuro que nos espera, los problemas nos van a llegar sin estar preparados y sólo unos cuantos, aquellos con cierto nivel de capital económico, podrán tener acceso a la subsistencia. Estar bajo un gobierno que niega el cambio climático y apoyarlo a pesar de eso es un crimen desde mi punto de vista. Estar bajo un gobierno que no promueve la investigación y la ciencia en áreas como la sustentabilidad es algo que debería castigarse con el voto. Saber que esto sucede en tu país y no estar molesto porque recibes cierto apoyo o beneficios del partido político que gobierna es una actitud cínica. Negar todo lo anterior en un escenario como el que enfrentamos ahora es un autosabotaje.

Nardo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s